Filibusteros, un híbrido cada vez más común.

Los filibusteros aparecerían debido al proceso evolutivo que experimentaron los bucaneros durante el siglo XVI. El crecimiento de Tortuga como un enclave en el que se reunían toda clase de indeseables e individuos peligrosos para las emergentes potencias coloniales, llevaría a que se inicie un bloqueo del asentamiento por parte de la armada española.

Ante la necesidad de avituallarse y mantener el lucrativo comercio que se seguía practicando con piratas y contrabandistas los residentes de Tortuga se verán obligados a hacerse a la mar para romper el cerco. Por lo tanto deberán abandonar las pequeñas embarcaciones costeras de las que se habían valido previamente y comenzar a hacer uso de navíos de mayor tamaño capaces de aguantar los avatares de la vida en alta mar.

Los bucaneros capaces de adaptarse a este nuevo giro de los acontecimientos serían conocidos como filibusteros. El término podría provenir del holandés “vrii buiter”, que  significa “aquel que captura botín libremente”. Se traduciría al inglés como “free booter” y al francés como “filibustier”, de donde pasaría finalmente al español.

pirates_attack-wallpaper-1152x720

Se comprende por tanto que los filibusteros serían aquellos dedicados a la navegación y las prácticas piráticas, pero a diferencia de sus predecesores se alejarían de la costa en mayor medida. De tal modo sus objetivos eran de un mayor tamaño (puertos medianos, buques de guerra, mercantes y caravanas terrestres, entre otros muchos ejemplos). A pesar de estas actividades, los filibusteros alternarían a menudo este modus operandi con el trueque de la caza  y la pesca típicas de la vida bucanera.

La Tortuga bajo el gobierno de Le Vasseur, se convertiría en un auténtico imán para todo aquel que deseara enrolarse en las tripulaciones piráticas. Nutrida por hombres sin ley, esclavos fugados o todo aquel que atraído por esta forma de vida, se convertiría en una garantía para todo aquel que buscara aventuras y riqueza.

De esta manera surge el filibusterismo antillano, el cual va agrandándose gracias al saqueo de sus presas y actúa bajo sus propios criterios, convirtiéndose así en un lastre para el comercio interinsular. Aunque no llegan a amenazar directamente los convoyes o los grandes puertos, sí tendrán que ser en cuenta como una fuerza capaz de poner en marcha una maquinaria bélica capaz de poner en verdadero peligro a grandes zonas bajo supuesto control colonial.

Pirate ship crashing

Algunas de las principales figuras del filibusterismo serían Bartolomé el Portugués, Rock el Brasileño y Pierre le Grand. Destacando por su temperamento, Rock pasará a los anales de la Historia como un individuo con un talante brutal con la siniestra costumbre de dispensar un trato salvaje a sus prisioneros a los que solía torturar y matar. Tal actitud, sumada a sus tremendas borracheras en las cuales sembrara el pánico por las calles de Jamaica disparando a todo aquel que no le cayera en gracia y tomando las tabernas por asalto, le llevaría a que muchos de sus contemporáneos le evitaran en la medida de lo posible. Con semejante historial a sus espaldas, su estela se disipa en el tiempo aunque ciertas fuentes establecen que fue finalmente asesinado en una de estas reyertas.

Rock el brasileño

Ajenos a la personalidad de cada uno de los ejemplos, su fama procede de las grandes fortunas que consiguieron saquear valiéndose tanto de la brutalidad como de la astucia, ya que con un escaso número de hombres lograron hacerse con considerables botines custodiados por fuerzas muy superiores, tanto en armamento como en número de efectivos. Con apoyos en casi todas las islas, exceptuando las españolas, los filibusteros pudieron tejer una red de contactos, apoyo e información que les permitía realizar asaltos sobre sus objetivos y escabullirse velozmente, impidiendo que fueran apresados en la mayoría de las ocasiones. La capacidad de organización y experiencia en estas lides llevaría a que pronto, los gobiernos coloniales propiciaran un ambiente de diálogo con estos individuos con la intención de comprar sus servicios y así promover los ataques sobre sus enemigos políticos.

Esperamos que os haya interesado este entrada sobre los filibusteros y los entresijos que rodean tal término. Os recordamos que seguiremos trabajando para poder ofreceros información acerca del resto de marinos que habitaron y actuaron en el Atlántico.


Fuentes:

The sea and civilization. A maritime history of the world, Lincoln Pain. 2013.

Los Halcones del Mar. Rafael Abella. 1998.

Un eslabón perdido en la historia, piratería en el Caribe. Siglos XVI y XVII. Martha de Jarmy Chapa. 1983.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s